Escala: Módulo

El módulo se refiere al conjunto de 5 sitios, distribuidos a una distancia de 5 km cada uno a partir del hexágono central en cada sitio. Existen dos módulos instalados de manera paralela en los dos tratamientos (módulo íntegro y medianamente íntegro). Cada sitio consta de 30 días de muestreo con 5 cámaras trampa, 3 micrófonos y 3 días de muestreo con 50 trampas Sherman. Cada mes se instalan en el siguiente sitio, cubriendo 5 meses de muestreo en cada estación del año (secas y lluvias).

Figura 1. Diseño de muestreo en un sólo módulo del par armonizado planteados en el proyecto SIPECAM. Los hexágonos morados son áreas alternativas de colocación de cámaras en el caso de haber problemas de accesibilidad en los hexágonos vecinos propuestos a priori.

El diseño a escala de módulo  se adapta a tres herramientas de monitoreo poco invasivas que permiten obtener datos de ocurrencia de una amplia gama de grupos taxonómicos, como las cámaras trampa (mamíferos medianos y grandes), los micrófonos (murciélagos/anfibios/aves y paisaje sonoro), y las trampas Sherman (pequeños mamíferos para la obtención de sus ectoparásitos). 

Bajo este supuesto, si el presupuesto del proyecto del SIPECAM parte con una capacidad de obtener 5 cámaras por módulo y rotarlas mensualmente a 5 km de distancia entre sitios (Figura 1), se obtendrían 750 días trampa en 5 meses de muestreo por estación (i.e. monoestación). En particular, para las cámaras trampa, este esfuerzo está por debajo de lo requerido para obtener un error estándar aceptable y permitir percibir diferencias en la medida de ocupación, si estas diferencias existiesen entre los distintos tratamientos (Figura 1). Sin embargo, en la segunda monoestación, se cubren 1500 días trampa (i.e. 30 días x 5 cámaras trampa x 5 sitios x 2 monoestaciones) para el fototrampeo. Con este mismo esfuerzo, en el caso de los micrófonos tendríamos 900 días de audio (i.e. 30 días x 3 grabadoras x 5 sitios x 2 monoestaciones), y en las trampas Sherman 1500 días trampa (3 días x 50 trampas x 5 sitios x 2 monoestaciones).

De manera paralela, existen trabajos que proponen entre 1000 a 3000 días trampa (Carbone et al 2001; Tobler et al 2008; Si et al 2009; Díaz Pulido y Payán 2012; Wearn et al 2013) para conseguir detectar a especies raras. En el SIPECAM es muy probable que el valor umbral de esfuerzo, varíe por tipo y condición del ecosistema. Y es precisamente ese tipo de resultados los que conoceremos en los primeros años de toma de datos, gracias además a réplicas representativas de cada ecosistema a escala nacional, pues esto es dependiente de la composición de fauna presente.

En cuanto a la densidad de micrófonos por sitio, dado que los objetivos involucran la grabación de eventos tanto audibles como ultrasónicos, es necesario encontrar un consenso que sea útil para ambos casos. En el caso de la detección de murciélagos, principal objetivo en el espectro ultrasónico, los rangos mínimos de separación propuestos en la literatura que garantizan la independencia del registro en cada punto oscilan entre ~ 60 y 120 metros  (Pauli et al. 2017; Gorresen et al., 2008), mientras que en el espectro audible esta medida puede variar mucho según el grupo, desde los 200 metros o menos para algunas aves y anfibios (Campos-Cerqueira & Aide, 2016; Measey et al., 2017) hasta más de 1 km en el caso de las especies con vocalizaciones de mayor alcance (Kalan et al., 2015).

En lo que se refiere al ámbito hogareño, los murciélagos pueden superar las 300 hectáreas es decir 3 km2 (Maxell, 2015), por lo que se han propuesto densidades de ~ 0.8/km2 (Law et al. 2015) e incluso de 0.04/km2 para monitoreo a gran escala en norteamérica, las cuales comprenden algunas especies mexicanas (Rodhouse et al. 2011; Clement et al. 2014; Loeb et al., 2015), por lo que una separación máxima de 5 km es un límite superior adecuado en este grupo. 

Por lo tanto dada la alta variabilidad taxonómica y por lo tanto de ámbitos hogareños que tienen las especies que emiten sonidos, y prefiriendo la independencia sonora de los sitios, se procurará evitar el sobrelapamiento del registro (en particular el audible). Al respecto consideramos que habría más probabilidad de tener grabaciones  independientes colocando las grabadoras a una distancia entre ellas de 1 a 1.5 km, además de lo factible de su colocación en un solo día. Si bien en el micrófono audible parecería tener poca independencia dada la distancia  establecida en un mismo sitio, no así para los ultrasónicos, y con la ventaja de que el límite superior que se recomienda de 5km par los murciélagos en los micrófonos audibles pueda ser evaluado a una escala entre sitios del SIPECAM, por lo que tendríamos agrupamientos por sitio de micrófonos independientes para ultrasonidos, uno independientes para audibles pero, entre sitios diferentes independietens para ambos micrófonos. 

Las trampas Sherman se colocarán en el hexágono central junto con una cámara y un micrófono (Figura 2). Las 50 trampas Sherman se colocan a 10 metros de distancia entre ellas en 3 noches continuas. A los mamíferos capturados serán peinados sobre un recipiente con agua para extraer los ectoparásitos presentes para su envío al laboratorio. De cada mamífero colectado se tomará una foto, medidas estándar,  pesará, sexará y liberará.

En resumen, la densidad de cámaras es de 0.75/km2, y de micrófonos es decir 5 cámaras distribuidas en 3.5 km2 , y 3 micrófonos en 2.25km2 , se rotan 5 veces en una estación a un sitio diferente ubicado a 5 km, distancia que coincide con la presente entre conglomerados del INFyS, dentro del mismo ecosistema y bajo misma condición de integridad ecosistémica en cada módulo. Así, en cada módulo, se tendrán 25 hexágonos muestreados con un área que cubre 18.75 km2 en cada estación. Cada cúmulo representa 37.5 km2 muestreados en total. Se espera tener un mínimo de 3 cúmulos por ecosistema en México. El esfuerzo es el mismo en ambas estaciones del año. Este diseño presenta flexibilidad para tomar decisiones en el campo debido a que se han preestablecido dos hexágonos vecinos (Figura 1) en caso de ser poco accesibles los propuestos a priori (color beige).

Los muestreos iniciales permitirán tener insumos para poder optimizar la colocación de los instrumentos de detección de fauna en el campo y con ayuda de simulaciones con datos nacionales obtener un diseño adaptativo del primero al segundo año de iniciado el proyecto y conocer cuántos sitios y visitas son las más eficientes dado el Ecosistema y condición.